Paseando por las Batuecas

Desde el Pazo de Eidián, ya casi a finales de agosto, y aprovechando estos últimos días de agosto, disfrutando de sus instalaciones y su buen yantar, al cual os animamos a que probéis, rememoramos alguno de nuestros últimos viajes de verano. Precisamente esto es lo que nos ha imposibilitado tener este blog al día, como todos los jueves, día en que publicamos entradas, pero han sido tan numerosas las demandas de nuevas entradas, que han motivado un alto en el reposo del guerrero.

¿Quién no ha estado en Las Batuecas, aunque sólo sea en pensamiento? La Real Academia de la Lengua Española alude con esta expresión al hecho de «Estar distraído y como ajeno a aquello de que se trata». Pero la plana mayor de este equipo pudimos disfrutarlo físicamente. Os proponemos la siguiente ruta: nuestro comienzo se sitúa en Miranda del Castañar, pueblo amurallado, de singular belleza y, como todos los de esa zona salmantina, celosos de sus tradiciones. Hasta hace muy poco tiempo Miranda del Castañar tenía la singularidad de que se cerraba la puerta de la muralla todas las noches.

DSCF6279

2013-08-12 13.17.56

Como tradición curiosa, todos los 7 de septiembre de noche se sube la Virgen de la Cuesta, patrona del pueblo, a la iglesia parroquial desde la ermita donde se encuentra la talla todo el año. Adopta el nombre de la «procesión de los candiles», debido a que los vecinos iluminan las calles al paso de la patrona con candiles atados a una cuerda.

2013-08-12 12.35.37

DSC_0142

2013-08-12 13.07.33

Ya dentro del valle de las Batuecas, y del camino a La Alberca, y puerta de la comarca extremeña de Las Hurdes, nos encontramos con Las Mestas, un lugar refrescante y maravilloso, ideal para hacer una parada en el camino. El agua no está muy fría, aunque sea de río, y además hay merendero o también tenéis la posibilidad de comer en una cafetería cercana.

2013-08-12 16.38.22

2013-08-12 18.07.40

Nuestro viaje continúa, ascendiendo por el alto de las Batuecas, por la villa de La Alberca. Quien más o quien menos conoce La Alberca, pero bien merece un paseo por sus calles, llenas de singulares casas. Si los pueblos de la zona conservan sus tradiciones, La Alberca se mantiene fiel a las mismas. Si tenéis suerte podéis encontraros en sus calles al atardecer con la moza de Ánimas, que toca una campana y recita lo siguiente: «Fieles cristianos acordémonos de las benditas almas del purgatorio con un padrenuestro y un avemaría por el amor de Dios».

2013-08-12 19.52.12

2013-08-12 20.12.21

 Nuestro viaje coincidía con los preparativos de las fiestas de Nuestra Señora. Típico de La Alberca son las danzas que hacen con los trajes típicos delante de la imagen de la Virgen María.

2013-08-12 19.53.59

2013-08-12 20.13.59

Este triángulo mágico de nuestra visita se completa con la villa de Mogarraz, singular porque en las fachadas de sus casas se cuelgan las imágenes de la gente que habitaba las casas.

2013-08-12 21.16.46

2013-08-12 21.11.24

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code