Louro, un descanso para el alma

Uno de los lugares ideales para retirarse, no sólo a nivel espiritual sino también de descanso es Louro.

La maravilla de su playa (arenas blancas, aguas cristalinas, …) no es sólo su atractivo. Tiene la peculiaridad de que a escasos metros de ella se encuentra el Monasterio de San Francisco (de hecho de ahí viene el nombre de la playa).

 

Un lugar idílico, su pequeña iglesia, su claustro, el viacrucis que acompaña al caminante en la subida al monte del monasterio, que lo hacen el lugar adecuado para quién quiera escapar del mundanal ruido o simplemente tomarse una pausa y disfrutar de la playa.

 

El monasterio actualmente es un modesto hotel pero con encanto. Muy bien de precio y donde se puede degustar una buena comida casera en su refectorio. En su finca se encuentra un camping de primera categoría para los amantes de la acampada.

Recomendable un paseito andando desde el monasterio hasta el pueblo de Muros. Todo él, tiene el encanto de las villas marineras (conocido antiguamente como el de las 14 iglesias) señoriales.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code