José Juan: la vida entre imágenes.

Un personaje curioso, que tiene relación con A Coruña y Ponferrada, es José Juan González. Ya hablamos en la entrada anterior de él y haremos mención también cuando llegue la Semana Santa. Desgraciadamente la mayoría de sus obras sólo se pueden ver los días previos a estas fechas en la iglesia de San Andrés de Ponferrada. En A Coruña quedan pocas obras de él en la actualidad, tras la posterior demolición de la antigua iglesia de los jesuitas de Juana de Vega (parte de sus obras estaban en la iglesia antigua, en concreto un calvario muy similar al que existe en la basílica de La Encina en Ponferrada). Sirva éste como un homenaje a muchos de los que los recordamos con su bata de casa y zapatillas en su taller de la plaza de María Pita, donde todo el mundo podía entrar a contemplar su trabajo y era muy bien acogido.

José Juan González García (1903-1970), el autor al que más debe la Semana Santa ponferradina, ya cumplidos los cien años desde su nacimiento en Corcubión (A Coruña), sigue muy presente en la ciudad berciana.
La primera obra que José Juan González realizó para Ponferrada cuando todavía era estudiante de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Santiago, en el año 1926, fue la popular escultura de «La Carrasca», que homenajea al escritor Enrique Gil y Carrasco, y que se encuentra en la actualidad en una de las glorietas de la ciudad.

Su trabajo posterior, por encargo de la Hermandad de Jesús Nazareno, renovó las imágenes religiosas de la Pascua ponferradina y hoy llevan su firma los pasos completos del Calvario, y La Piedad, y siete tallas del paso de la Conducción de Cristo al Sepulcro, además de algunas imágenes sueltas en otros conjuntos escultóricos que han convertido a Ponferrada en la ciudad que más obras posee del artista. Una de las piezas elaboradas por el escultor más valoradas en su día por la crítica fue la talla de la Virgen de los Dolores, realizada en 1936 por encargo de la Hermandad de Jesús Nazareno y para ocupar un espacio destacado en el paso del Calvario.

José Juan González García había nacido en Corcubión un 3 de mayo de 1903, quinto hijo de un jefe de carabineros, y durante su juventud fue discípulo del escultor Mateo Larrauri en su taller de Santiago. Con el tiempo, González García acabaría estableciéndose en A Coruña, donde fue encargado de la antigua fábrica de muebles Cerbigón y acabaría abriendo su propio taller en la popular plaza de María Pita. También en A Coruña, sería elegido en 1938 académico de número de la sección de Escultura de la Academia Provincial de Bellas Artes de Nuestra Señora del Rosario, que acabaría presidiendo años después. A partir de los años cuarenta ejerció de maestro de talla en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de la capital gallega. A González Arias, «un hombre afable y sencillo, de bondad natural y recta formación», cuenta Antolín de Cela, le gustaba modelar del natural en su taller, en presencia de amigos y curiosos. Fue allí, en el número 12 de la plaza de María Pita, de donde salieron las imágenes que hoy pasea Ponferrada.

Su pieza más singular es el paso de “la conducción al sepulcro”, uno de los pocos que existe en España de estas características, donde en una pieza de madera se refleja el traslado del cuerpo de Cristo muerto por parte de los apóstoles.

Como anécdota, hace unos años nos enseñaban amablemente algunos miembros de la cofradía de Jesús Nazareno de Ponferrada, las imágenes y entre los que visitábamos la exposición, se encontraba la nieta de José Juan, Mari Carmen. Durante el recorrido le preguntaba un miembro de la cofradía si le recordaba a alguien la imagen de la Virgen en los distintos pasos. A lo cual su nieta llena de emoción, le contestaba que era la imagen de su abuela. Y es verdad que José Juan incluyó en algunos pasos a miembros de su familia.

Sorprende también como en Ponferrada se sigue hablando de José Juan con la familiaridad de una persona que todavía sigue viva. Y es que en realidad sigue vivo a través de sus obras y en los corazones de los ponferradinos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code