Descubriendo San Sadurniño (y su historia)

Nuestra última excursión es cercana. Todo el mundo puede hacer una pequeña escapada, durante una mañana o una tarde, al vecino municipio de la comarca de Ferrol de San Sadurniño. Hablar de este lugar es hablar de la marquesa de San Sadurniño y su influencia en la historia reciente de la villa.

Recomendación: os aconsejamos continuar la carretera de Ferrol-Ortigueira y a 10 km. nos encontramos el municipio de Cerdido, y a 1 km. la parroquia de A Barqueira. Nuestra sugerencia es coincidir esta visita con la hora de la comida, para degustar una suculenta pizza casera en el restaurante O Tropezón. Las mejores que hayáis probado. O degustar una chanfaina, producto de la zona que todavía se puede degustar. No os decepcionará.

Volvemos a San Sadurniño y visitamos su iglesia parroquial, antiguo monasterio dominico de singular belleza. Si tenéis la suerte de que os la enseñe Javier, su párroco, quedaréis enamorados del lugar. Para más información podéis acceder a su blog parroquial, O Fascistol.

Su claustro, su cuidado entorno, la singularidad de sus tumbas, la bajada a la fuente del monasterio con 50 escalones a modo de rezo del rosario, etc., todo ello hacen que sea una visita muy interesante tanto a nivel artístico como cultural.

Cuál es nuestra sorpresa que allí descubrimos a Asterio Mañanós, del que seguramente no habréis oído hablar de él, pero las paredes del pazo de la marquesa de San Sadurniño se cubrieron con muchas de sus pinturas. Ahora algunas de éstas descansan esperando una necesaria restauración al estar muy dañadas por la humedad y los golpes, en la sacristía y en el coro de la iglesia. Por cierto, al lado de la sacristía se puede contemplar la antigua escalineta de piedra de Moeche del palacio de la marquesa.

Uno de los cuadros que se encuentran allí es una copia exacta del cuadro de Velázquez La Rendición de Breda, seguramente encargo directo de la marquesa; también hay alguna reproducción más de algún otro cuadro de Velázquez.

Se puede continuar la visita por un cuidado paseo a lo largo del río Xuvia, los jardines del pazo de la marquesa y el propio pazo, que está ahora en proceso de restauración. Pero de este pazo y de la marquesa hablaremos en la próxima entrada.

Concluimos nuestra visita a San Sadurniño acercándonos a la capilla de Belén, muy cuidada, que está a las afueras del pueblo en dirección a Valdoviño.

Pero no nos vamos sin hablaros de Xela, una joven ceramista que tiene piezas muy curiosas: es muy creativa y original. Suele vender en las ferias cercanas y es una persona muy entrañable. Ahí van algunas de sus piezas:

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code