Un día de frío en el Camino de invierno

Os proponemos una actividad para este tiempo invernal. Seguramente algunos de vosotros no conocéis la ruta del Camino de Santiago conocida como “Camino de Invierno”. Se trata de una ruta alternativa jacobea que usaban los peregrinos antiguamente, para evitar las duras caminatas a través de las nevadas montañas del Cebreiro.

Pues bien, hicimos parte de este recorrido que pertenece al ayuntamiento de Ferreira de Pantón, en concreto a la zona de A Xesteira. ¡Ojo! Otro día hablaremos de Ferreira y el románico que tanto abunda en esa zona. Hay documentos que atestiguan que en el s. VIII transcurría una “strata” desde A Xesteira hasta Castillón, es decir, una antigua vía romana, sobre la que se encontraron dos aras dedicadas a los Lares Viales (dioses de los caminos, para los romanos).

Perderse por sus carreteras es descubrir lugares como Santiago de Castillón, con una peculiaridad: su torre-campanario está separado del cuerpo de la iglesia, o el Pazo do Reguengo, que no se puede visitar. Paseando por los alredores hay un cruceiro singular, que os mostramos abajo.

Iglesia de Santiago de Castillón
Pazo do Reguengo

A pesar del frío, de la niebla y de la humedad, es una delicia perderse por esos parajes.

Hay buenas casas de turismo rural, destacando la amabilidad de la gente que trabaja en Casa da Vila y la grandiosidad de la Rectoral de Castillón. Es curioso observar cómo hay varias casas ocupadas por ingleses, alemanes y gente de otras partes de España, que se dedican al cultivo de agricultura ecológica, artesanía y madera. Todas estas personas organizan semanalmente los domingos, de 10 a 14 hs. un mercado al aire libre alternativo o rastrillo, donde también se presentan objetos de segunda mano, en la Plaza de los Condes, al lado de los Escolapios, en Monforte de Lemos.

Hablaremos en otra ocasión de la ciudad de Monforte de Lemos, por donde también pasa el Camino de Invierno, que merece una entrada especial.

Rectoral de Castillón

Por cierto, nosotros aprovechamos la visita a esta zona a causa de la matanza, invitados a por Nicasio y Manola, padres de uno de nuestros colaboradores, Juan. Este acto, muy común en estas épocas del año en muchas partes de Galicia, es un lugar no sólo de trabajo, sino de encuentro entre vecinos, familiares y amigos en torno al cerdo y a la mesa. Una comida típica del primer día de la matanza es el cocido, así que os mostramos una fotografía de uno que elaboró nuestro guía, nuestro faro, nuestro gurú, Paco Cotelo.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code