Llerena y Zurbarán

en

En uno de nuestros últimos viajes…de paso hacia Andalucía, buscamos uno de esos lugares que quedan de paso y que te resultan agradables y a la vez te sorprenden.

IMG_20180406_184024Es el caso de Llerena. El lema turístico es : “Llerena, una ciudad para vivirla” y es de lo más acertado. En época de los árabes se llamaba Ellerina, lugar de disputa entre árabes y cristianos. Su influencia árabe se respira en sus calles, por cierto muy limpias y cuidadas…

IMG_20180407_114745

Al haber sido un territorio musulmán, una vez reconquistado se produjo un repoblamiento a través de familias leonesas, cántabras y vascas. Además se crea un importante núcleo judío dentro de la ciudad que la convirtió en una población próspera y con altos niveles económicos y culturales, lo cual se ve en sus monumentos más importantes.

IMG_20180407_002605

Lo interesante de Llerena es que se produce una convivencia pacífica entre las tres culturas: cristianos, judíos y musulmanes. En el año 1479, el judío Rabí Mayor consiguió que los Reyes Católicos eliminasen la prohibición de que los judíos celebrasen ferias y mercados, prohibición existente en el reino de Castilla. En 1508 se instaló el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, cuyo Palacio de la Inquisición es el que aparece en la foto inferior.

IMG_20180407_112615

Su época de máximo esplendor fue en el siglo XVI en que llegó a contar con siete conventos, además de una gran actividad cultural.

En la Plaza de España se encuentra la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Granada. Tiene una fachada barroca con una balconada con arcos de 2 pisos. Fue éste un añadido del siglo XVIII, sobre la fachada norte de la iglesia, con vistas a poder acceder a los acontecimientos que se manifestaran en la plaza Mayor. La iglesia tiene una magnífica torre de ladrillo, en cuyo interior se confirmó la existencia de una gran cantidad de restos humanos en 1979.

IMG_20180407_114915

Pero Llerena también es conocida porque allí vivió y tenía su estudio, el pintor extremeño Zurbarán. En 1617 en esta preciosa villa se estableció, donde nacieron sus tres hijos: María, Juan (que fue pintor, como su padre), e Isabel Paula. Tras el fallecimiento de su esposa, se volvió a casar en 1625 con Beatriz de Morales, viuda y con una buena posición económica, aunque diez años mayor que él, como su primera esposa.

IMG_20180407_115145Nuestra recomendación para dormir y comer es el Hostal Zurbarán, en plena Plaza de España y en el edificio donde tuvo su estudio el pintor. Se trata de estos lugares que puedes recomendar a cualquier viajero que pase por esta ciudad… Muy bien de precio y unas camas de lo más confortables; parece una tontería, pero para los que vamos de viaje, es muy importante un buen descanso. Por supuesto que la comida buenísima. Os dejamos con la imagen de la maravillosa visión nocturna de la plaza de Llerena desde la puerta del hostal.

IMG_20180407_003135

 

Compartir