Perderse en la Ribeira Sacra

Continuando nuestro paseo por la Ribeira Sacra, después de pasar Monforte en dirección Chantada, y desviándonos en Escairón hacia Ferreira podemos llegar a “A Cova”. Aquí nos encontramos una espectacular iglesia románica la de San Martín, del siglo XII y restos de un antiguo monasterio de los agustinos.

De ahí bajamos a la ribera del Miño para disfrutar de unas espectaculares vistas desde su playa fluvial o los miradores que encontraremos en el camino. Llama especial atención la majestuosidad del paisaje en un mirador a un meandro del río apodado “O cabo do mundo”.

Desde la Cova, podemos ir al pueblo de Belesar bordeando el río y podemos aprovechar esta parada para comer o tomar algo en el restaurante del embarcadero.

Un poco más adelante recomendamos ir hasta el embalse, y desde allí dirigirnos hacia el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Miño y apreciar la belleza de su rosetón románico y el paisaje embriagador de las viñas escalonadas hacia el río.

Se cree que Santo Estevo de Ribas de Miño fue un monasterio altomedieval ligado al de Diomondi. En el siglo XII, época de florecimiento de la vida monástica en Galicia adquiere gran importancia y a finales de esa centuria o más probablemente a comienzos de la siguiente, se construye la importante iglesia actual, una de las mejores, sobre todo por su fachada del románico de la Ribeira Sacra y de toda Galicia.

Como no podía ser de otra manera, acabamos el recorrido vuelta de nuevo a Escairón para desviarnos hacia Diomondi. Allí econtramos la iglesia románica unida a las dependencias del monasterio que era utilizado por los obispos de Lugo como residencia de verano. Comentar que actualmente está en proceso de restauración porque se ha venido abajo la fachada del palacio por su avanzado estado de deterioro. Una de las últimas acciones de la asociación “O sorriso de Daniel” fue el pasado 29 de Diciembre con un concierto de la cantante gallega María Manuela para llamar la atención sobre el deterioro de este patrimonio artístico.

Durante los días 22 y 23 de Agosto, todos los años se celebra la fiesta en honor a la Virgen de los Remedios. Una fiesta que combina elementos religiosos, eucaristías cada hora en honor a la Virgen, como festivos, una gran comida de campo y celebraciones varias en la carballeira al lado de la Iglesia, donde no faltan ni las empanadas, ni el pulpo ni el vino de la Ribeira Sacra.

 

Perderse por la Ribeira Sacra, es encontrarse y maravillarse en cada esquina con lugares únicos como estos.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code